Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 4 de marzo de 2012

MARTIN GARCIA


Como todo en la vida no es patchwork, hicimos un viajecito a la isla Martín García. Tomamos el Catamarán que sale del Tigre bien tempranito y nos fuimos de paseo con amigos.

Tres horas de viaje en catamarán por el delta del Paraná:




A mis espaldas la isla, poco antes del arribo. Atrás de mi cabeza, sólo una línea, la costa uruguaya:
 

La llegada al muelle:

 
La isla Martín García está ubicada en aguas del Rio de la Plata, rodeada de aguas uruguayas, ya que se encuentra a sólo 3,3 km de la costa de la República Oriental del Uruguay. 


El Tratado del Río de la Plata firmado entre ambos países en 1973, marcó el límite del río y la posesión de las islas que están en el mismo, quedando Martín García bajo la soberanía argentina, terminando así con el problema limítrofe que venía de larga data.

  

En ese momento había una base y escuela de marinería y una población que llegó a alcanzar los 4.000 habitantes entre civiles y militares, siendo condición de Uruguay la desmilitarización de la isla que debía constituirse en una reserva natural para la conservación y preservación de su fauna y flora autóctonas y con fines turísticos, debido esto a su cercanía con la costa uruguaya.

El cine y teatro donde asistia la marineria:
 
 

La isla cuenta con una superficie aproximada de 168 ha y una población estable aproximada de 120 habitantes. Ninguno es propietario, todos son empleados de la Dirección Provincial de Islas de la Provincia de Buenos Aires, que mantienen los servicios de la isla, dedicados al turismo o al estudio y exploración de su flora y fauna




Un poco de historia:
Fue descubierta por la expedición de Juan Díaz de Solís en 1516. Debe su nombre al despensero de la expedición, Martín García, quien murió a bordo a su cadáver fue sepultado en la isla. Disputada por Portugal, España, Brasil, Francia y finalmente por Argentina y Uruguay, funcionó como cárcel, lugar de destierro, presidio, guarnición militar, escenario de combates, lazareto, proveedora de adoquines para la ciudad de Buenos Aires a fines del S. XIX y principios del XX. 

Aca se ve uno de los restaurantes y a la izquierda la escuela secundaria:


Y el jardín de infantes y la escuela primaria:
 
 
La calle que lleva al muelle, a la izquierda el edificio rosado, la vieja prisión, al fondo el Rio de la Plata:
 

Famosa por su pan dulce que se puede adquirir en la panadería de la isla, que aquí se ve (es el edificio rosa), al lado de la iglesia:


Como la panadería aún no habría les muestro una foto de un viaje anterior:


La plaza principal y los cañones que defendían la isla, que por suerte nunca se usaron:


 
 
No podía faltar el ceibo, nuestra flor nacional, a la vera del camino al muelle:


Finalmente, después de disfrutar un asadito, el paseo turístico y los 30º de calor, ufff... todo muy lindo, embarcamos nuevamente en el Hércules 



y llegamos nuevamente a puerto, no sin antes disfrutar la puesta del Sol en el Delta del Paraná:


Feliz fin de semana para todos!!
Aguante Liliana!!

1 comentario:

  1. Muy interesante el relato del viaje, aunque contiene algunos errores:
    1 - Al momento de la firma del tratado de límites (1973), ya hacía muchos años que la isla había sido "desmilitarizada", solamente funcionaba la Escuela de Marinería, cuando, en setiembre de 1969 fue entregada a la Provincia de Buenos Aires, dejando de lado toda actividad militar
    2.- En el tratado (por el que se regaló la mitad del Río de La Plata a Uruguay), no se habla de Soberanía sobre la Isla, nuestros gobernantes la cedieron, hoy solo tenemos Jurisdicción que es algo muy distinto.
    Por este motivo la Armada retomó el control de la Isla en 1977, hasta que fue traspasada nuevamente a la Pcia de Buenos Aires en 1985

    ResponderEliminar